Cerlalc y Segib se reúnen con editores de Iberoamérica para dialogar sobre pacto por la libre circulación del libro

 

En el marco de la versión número 31 de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, Marianne Ponsford, directora del Cerlalc y Enrique Vargas, Coordinador del Espacio Cultural Iberoamericano de la Segib, se reunieron con  30 editores de Iberoamérica para escuchar los problemas de circulación del libro en cada uno de los países.

En la reunión, el Centro y la Segib presentaron la propuesta de un pacto iberoamericano para incentivar la libre circulación del libro en la región. Esta propuesta busca que los gobiernos adopten medidas para impulsar la circulación del libro entre países eliminando barreras arancelarias, disminuyendo trámites aduaneros, etc.

Los editores y libreros asistentes hablaron sobre las condiciones de la industria en sus países.  El pacto será propuesto durante la XXVI Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno “Una Iberoamérica próspera, inclusiva y sostenible” en noviembre de 2018 en Guatemala.

 

 

Una semblanza de Ángela Lago

 

Por: Selene Tinco

Ángela Lago, ilustradora y escritora brasileña, pionera en el libro álbum en Iberoamérica, ha partido recientemente. Esta inquieta artista nos deja su obra, que apuesta por una literatura infantil y juvenil valiente y que explora a través de la gramática visual nuevas formas de narrar.

La artista, reconocida en España, Francia, Eslovaquia y Japón, y con múltiples premios en su país natal, siempre buscó innovar(se) e incluir más al lector en la producción del sentido convirtiéndolo en “coautor”, retos que se impuso desde hace más de 20 años y que nos vuelven a mostrar su faceta pionera.

Su nombre es infaltable en los estudios sobre el libro álbum en Iberoamérica; sin embargo, su obra es poco conocida en los países latinoamericanos de habla hispana, donde los niños casi no la han visto en sus bibliotecas. La principal de las razones tal vez sea el que su obra siempre fue un desafío para los editores, sumado a la poca distribución editorial de autores latinoamericanos de LIJ en el mismo continente. 

Cerlalc presenta pacto político que busca promover el libre tránsito del libro en Iberoamérica

 

El 9 de noviembre, durante la reunión 33 del consejo ordinario del Cerlalc, el Centro presentará ante los representantes de los países miembros y demás asistentes la propuesta del “Pacto Iberoamericano por la libre circulación del libro”. Enrique Vargas Flores, Coordinador del Espacio Cultural Iberoamericano de la SEGIB, y Gonzalo Castellanos, experto en legislación cultural, expondrán los alcances y antecedentes de la propuesta.

La propuesta del proyecto de pacto, que se expondrá públicamente en la XXVI Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno “Una Iberoamérica próspera, inclusiva y sostenible” en noviembre de 2018 en Guatemala, propone una alianza política que responda a las necesidades del ecosistema editorial en la que los países adopten medidas administrativas que faciliten la exportación e importación de libros.

Para combatir las limitaciones y fomentar la circulación del conocimiento y los bienes culturales, el pacto tiene en cuenta las políticas de comercio exterior, los regímenes tributarios y aduaneros, las medidas arancelarias, las legislaciones que regulan las compras públicas, la producción de contenidos y su publicación en plataformas digitales, las características de los flujos de importación y exportación de cada unos de los países y el mejoramiento de las interrelaciones entre los actores participantes.

Marianne Ponsford, reelegida directora del Cerlalc

 

Ernesto Ottone Ramírez, presidente del Consejo del Cerlalc, firmó la resolución que reelige a Marianne Ponsford como directora del Centro Regional para el Fomento del Libro en América Latina y el Caribe durante dos años, hasta el 1 de octubre de 2019.

Durante su primer periodo como directora, el Centro consolidó su programa técnico desde cuatro objetivos fundamentales: aportar herramientas para la promoción del derecho de autor, contribuir al fortalecimiento del ecosistema del libro, fortalecer las políticas públicas y proyectos para el fomento de  prácticas de lectura y desarrollo de bibliotecas, y contribuir al desarrollo de iniciativas educativas y culturales y de política pública para la primera infancia.

El equipo de trabajo del Centro, para cumplir con los objetivos propuestos, realizó quince acciones de asistencia técnica, trece investigaciones, siete publicaciones entre libros y publicaciones periódicas, y veintitrés eventos.

Tecnologías de la Información y Comunicación, herramientas fundamentales para la promoción de lectura en el aula

 

El 27 de octubre, Stefanny León, coordinadora de formación del Cerlalc, se reunió con 30 docentes y coordinadores regionales de Panamá para conversar sobre el uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación, TIC, en la promoción de lectura y escritura dentro de las aulas.

En la jornada, los participantes compartieron sus experiencias en las aulas y sus dudas con las TIC. Teniendo el contexto presente, León acercó a los docentes al concepto y uso de las Tecnologías de la Información y su valor como herramientas de promoción de lectura. Nuevos formatos, lecturas híbridas, narrativa digital y redes sociales fueron temas centrales del encuentro.

La jornada, realizada como parte de la asistencia técnica que el Cerlalc brinda a los países de Iberoamérica, fue solicitada por el Ministerio de Educación de Panamá. Los coordinadores, elegidos por el ministerio, son replicadores regionales de los contenidos.  

Ferias del libro, ¿cómo se organizan y financian?

 

Por: José Diego González M.

El calendario ferial en Iberoamérica es hoy un calendario nutrido, en el que aparecen ferias que completan incluso más de cuatro décadas de existencia. En una sucinta cronología, este es el origen de algunas, solo algunas, de las ferias que conforman dicho calendario. En 1970 se realiza la primera versión de la Bienal del Libro de Sao Paulo. Al año 1975 se remonta la aparición de la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires. Las de Santiago y del Palacio de la Minería, en México, surgen en 1980. En 1982 se celebra la primera versión de la Feria Internacional del Libro de La Habana y, ese mismo año, la Feria del Libro de Madrid adquiere su forma actual, cuando su organización la asume el Gremio de Libreros de la ciudad. De 1987 son las ferias de Bogotá y de Guadalajara. Ya en la década de los noventa nacen las ferias de Lima, Costa Rica y Santo Domingo.

Se trata, en todos los casos, de ferias pensadas para el público en general, orientadas a la venta de libros y que cuentan con programación cultural y académica. Sus fines no son, por tanto, comparables a los de las ferias que están pensadas exclusivamente para profesionales, como ocurre con las de Fráncfort o Londres. Sin embargo, varias de las ferias enumeradas sí disponen tanto de actividades destinadas al encuentro y a la formación de los profesionales del sector como de espacios de negocios (ruedas, salones de derechos, etc.). Son, en definitiva, eventos con un perfil mixto que persiguen objetivos muy similares: fortalecer el mercado del libro, fomentar la lectura y propiciar la confluencia de los distintos actores que conforman la cadena de valor del libro. Al respecto, la Unesco indica: “Las ferias son espacios concentradores que reúnen a compradores y vendedores profesionales de forma periódica, durante un lapso acotado de tiempo (por ejemplo, una o dos semanas cada año o cada dos años). La mayoría están abiertas al público en general. La potencialidad de cada espacio suele estar perfectamente identificada por los actores sectoriales, quienes conocen la modalidad comercial particular en la que se desenvuelve cada una”[1].

A lo anterior habría que añadir que las ferias del libro, especialmente en los países latinoamericanos, no sólo han terminado por suplir las dificultades para acceder a los libros causadas por tejidos libreros precarios y caracterizados por una altísima concentración en las capitales, sino que se han convertido en el único punto de contacto con los libros de una proporción considerable de la población que no suele visitar librerías, ni bibliotecas. Todo esto las ha convertido en actividades de interés cultural para el beneficio de la ciudadanía.

Aunque son muchas las coincidencias entre las ferias del libro que se realizan en la región, en cuanto a perfiles y objetivos, no son pocas, en cambio, las diferencias que surgen cuando se observa la forma como se organizan, gestionan y financian. Identificar estas particularidades constituye un ejercicio de interés, en la medida en que puede conducir a reconocer un conjunto de buenas prácticas que redunde en el fortalecimiento de las ferias de la región en general y, en especial, de las de más reciente creación.

De ahí que el Cerlalc considere relevante hacer una investigación sobre los modelos de gestión y financiación de las ferias de libro de mayor trayectoria, que concluirá con la publicación de un documento en abril de 2018, en el que se espera ofrecer, más que fórmulas intercambiables de un país a otro, un conjunto de elementos susceptibles de adaptarse a las características socioeconómicas y al grado de desarrollo del sector editorial en cada país. Con esto se busca aprovechar y poner en valor la experiencia adquirida por ferias cuya relevancia ha trascendido el ámbito estrictamente nacional para brindar un marco de referencia a los interesados en mejorar las ferias que organizan.

Además de los aspectos estrictamente organizativos, en el documento se explorarán las medidas públicas de apoyo para la organización de ferias del libro existentes en algunos países, las distintas formas de patrocinio mediante las cuales el sector privado apoya la realización de estos eventos y los programas de los que disponen las propias ferias para atraer la participación de otros actores de la cadena de valor como librerías o bibliotecas.

Cabe señalar que no es la primera vez que el Cerlalc busca ofrecer elementos sobre las ferias del libro que puedan ser de interés para los actores del sector. En 2011 se publicó el Manual de ferias del libro, dirigido a expositores y visitantes profesionales, un libro en el que se brindaban desde consejos de orden práctico para la participación en una feria (reserva de espacios, diseño y construcción de los estands, inscripción en las ruedas de negocios, etc.) hasta orientaciones para la negociación de derechos. En el Manual se reflexiona, además, sobre el papel de las ferias del libro como motor para el desarrollo del sector editorial y su profesionalización, así como también en torno a su condición de espacios culturales. Su consulta resultará, sin duda, de interés para todo el que quiera introducirse en el tema.

[1] Políticas para la creatividad. Guía para el desarrollo de las industrias culturales. París: Unesco, 2010.

 

 

LIBER en su versión 35

 

Bogotá, 05 de octubre de 2017

En el marco del LIBER, Marianne Ponsford, directora del CERLALC, se reunirá con varios editores de Iberoamérica para discutir cómo mejorar la circulación del libro entre España y América Latina. Del 4 al 6 de octubre, Madrid acogerá la versión número 35 del LIBER. Este año, Argentina será el país invitado. La versión 2017 estará centrada en los contenidos digitales, los nuevos editores y la propiedad intelectual. El LIBER es uno de los eventos más importantes dedicados al libro en español y el principal centro de negocios e intercambio profesional en Europa.

La Feria Internacional del Libro de España abre un espacio para que editores, autores, libreros, distribuidores y bibliotecarios, especialmente de libros en español, conozcan nuevos mercados internacionales. Este año, el LIBER espera ser visitado por negociantes de 600 asistentes de 80 países diferentes.

 

Foto tomada de la página web IFEMA

El ISBN en Iberoamérica. Estado actual del sistema de registro y de las agencias de la región

 

Por: Diana Cifuentes Gómez  Yenny Chaverra

En la actualidad, el comercio mundial del libro se realiza en su mayoría mediante el uso del sistema ISBN (International Standard Book Number)[1] por ser un método rápido y eficiente. Tener una publicación sin ISBN implica estar por fuera del ámbito comercial del libro, ya que los pedidos y la distribución se gestionan esencialmente a través de este sistema. En su forma de código de barras puede ser leído electrónicamente, y ha logrado integrarse exitosamente dentro del funcionamiento de las plataformas de comercio electrónico, además de ser compatible con nuevos desarrollos tecnológicos orientados al comercio.

A pesar de haber pasado más de cincuenta años desde su creación, se trata de un sistema totalmente vigente que optimiza el manejo del registro bibliográfico, ahorra tiempo y costes de personal, permite diferenciar distintos formatos y ediciones de un libro, facilita la compilación y puesta al día de los directorios de comercio del libro y de las bases de datos bibliográficas, permite hacer seguimiento a la información de ventas y recibir pagos por préstamos de libros en aquellos países en donde existe una remuneración por el préstamo en bibliotecas públicas.

En Iberoamérica, el primer país en tener una agencia nacional ISBN fue España en el año 1972, tan solo dos años después de creada la norma internacional ISO, la cual estableció los principios y procedimientos para la numeración internacional normalizada para el libro. Le siguieron México (1977), Brasil (1978), Argentina (1982) y Colombia (1983), todos países con un buen grado de desarrollo del sector editorial y con una necesidad inminente del uso de un sistema para el comercio de su producción bibliográfica.

Posteriormente al establecimiento de las primeras agencias, el Centro R

 

egional para el Fomento del Libro en América Latina y el Caribe-CERLALC tuvo una responsabilidad importante en la expansión del sistema de gestión del ISBN en la región, con la realización de un fuerte trabajo de promoción del mismo. A partir de este ejercicio, países como Costa Rica, Venezuela, Ecuador y Portugal abrieron sus agencias en lo que restaba de los años ochenta y un último grupo –conformado por Uruguay, Cuba, Perú, Bolivia, Honduras, Panamá, El Salvador, Guatemala, Nicaragua, Paraguay y República Dominicana– creó sus respectivas agencias a lo largo de los años noventa. La institución se convirtió durante estas dos décadas en facilitadora de la implementación del sistema en la región a través del suministro de información y mediante la asesoría prestada en común acuerdo con la Agencia Internacional del ISBN.

La principal motivación para promocionar la creación de agencias fue el reconocimiento de que el ISBN era un mecanismo importante para la promoción y circulación nacional e internacional del libro y, por lo tanto, un factor de desarrollo de la industria editorial en la región (Rojas L. 1986). En este proceso CERLALC ha sido un interlocutor permanente en

 

tre las Agencias Nacionales y la Agencia Internacional. Otros aportes de la institución han tenido que ver con el desarrollo de programas de mejoramiento de la calidad de las bases de datos producidas por las agencias, la producción de documentos y realización de presentaciones en encuentros internacionales para lograr una estandarización de la información producida a nivel regional y mejorar su calidad y el desarrollo de software especializado para la gestión del ISBN.

El estudio que estamos realizando en este momento tiene como objetivo hacer un diagnóstico del estado actual de las agencias ISBN de la región y proponer mecanismos para su desarrollo en términos de la prestación de más y mejores servicios, acordes a las necesidades del sector editorial, pero también, a los perfiles, infraestructura y capacidad instalada de las agencias. También busca identificar cómo se pude brindar una mejor coordinación desde el CERLALC en términos de asistencia técnica y gestión interinstitucional con el sector privado y los gobiernos de Iberoamérica.

Comprende también la indagación de fuentes secundarias que brinde un panorama del estado actual de desarrollo de identificadores únicos tanto comerciales como bibliográficos que se están utilizando en diversos sectores (música, audiovisual), así como la identificación de objetos digitales en entornos digitales, como referencia de las nuevas perspectivas y retos del sector editorial. Igualmente, se realizará un ejercicio de benchmarking para evaluar los servicios que actualmente prestan otras agencias ISBN alrededor del mundo y su aplicabilidad al contexto iberoamericano.

Hoy la estructura operativa y financiera de las agencias iberoamericanas es bastante variada: mientras que en algunos países la asignación del identificador tiene costo, en otros es otorgado de manera gratuita. Está e

 

l caso de agencias que cuentan con sistemas digitales, en línea y automatizados desde la solicitud, pago y asignación, y otras que de acuerdo a su sector y por ciertas limitaciones de infraestructura tecnológica prestan el servicio con una asistencia más directa al usuario (atención telefónica, vía correo electrónico, de forma presencial). Algunas agencias son financiadas por el gobierno y otras por los gremios editoriales, unas cuentan con una planta de personal de dos empleados y otras llegan a tener hasta quince colaboradores en su equipo.

La cantidad de registros ISBN anuales asignados por las agencias varía entre los 200 que ha asignado la Agencia Nicaragüense del ISBN en los últimos 3 años, a los 85.973 títulos registrados en España en 2016, lo cual es un reflejo tanto del tamaño de sus sectores editoriales como de sus condiciones estructurales y operativas. De manera que un reto importante tanto para las Agencias como para el CERLALC es alinearse alrededor de unos intereses comunes –entendiendo la variedad, capacidades y alcance de las agencias– que permitan adelantar un trabajo conjunto para la generación de una mayor integración, que tenga como resultado una nivelación de las condiciones básicas de prestación del servicio, la transferencia permanente de capacidades tecnológicas y organizacionales, y la creación de proyectos conjuntos que generen beneficios para las agencias y redunden en

 

 la facilitación de la circulación del libro en la región y den respuesta a los nuevos retos de la industria editorial en la era digital.

[1] Un ISBN es un código normalizado internacional para libros (International Standard Book Number) que contiene 13 dígitos que corresponden a cinco elementos separados entre sí por un espacio o un guión: un prefijo que señala que el objeto identificado es un libro; un segundo elemento que identifica el país, región geográfica o área lingüística; un tercer elemento titular que corresponde al editor o sello editorial; un cuarto elemento de publicación que caracteriza la edición y el formato del título, y por último, un dígito de control que valida matemáticamente el resto del número (Agencia Internacional ISBN 2014).

Referencias

Agencia Internacional ISBN. Agencia Internacional ISBN ¿Qué es un ISBN? 2014.

https://www.isbn-international.org/es/content/%C2%BFqu%C3%A9-es-un-isbn (último acceso: 23 de septiembre de 2017).

Agencia Internacional ISBN. Noticias. Septiembre 2015. https://www.isbn-international.org/es/content/standard-book-numbering-turns-50 (último acceso 3 de agosto de 2017).

Rojas L., Octavio G. El sistema ISBN en América Latina y el Caribe. Informe, Bogotá: CERLALC, 1986.

 

 

Narrar la Ciudad: Convocatoria para I Premio de Novela Gráfica Ciudades Iberoamericanas

 

La Unión de Ciudades de Capitales Iberoamericanas invita a la primera edición de ‘Narra tu ciudad’, una distinción que busca impulsar el sector de la novela gráfica con temática urbana en Iberoamérica.

El proyecto cuenta con la colaboración de la Organización de Estados Iberoamericanos, así como la de la Dirección General de Bibliotecas, Archivos y Museos del Ayuntamiento de Madrid.

El Primer Premio Literario de Novela Gráfica-Ciudades Iberoamericanas tiene como objetivo fomentar las expresiones culturales que giran en torno a las dinámicas de la ciudad, a cómo la ciudadanía vive y sueña la ciudad, cómo se proyecta en ella, cómo la percibe. Y, sobre todo, quiere recopilar y compartir, cómo sus creadoras y creadores traducen, en gestos cotidianos o imaginativos, los retos de la nueva Agenda Urbana y de la Agenda 2030.

Los ganadores del concurso obtendrán un premio que asciende a los 6.000 euros y la publicación y distribución de su libro en todos los países de la comunidad iberoamericana por la Editorial Sexto Piso.

Captura-de-pantalla-2017-07-03-a-las-16.26.55Los participantes tienen hasta el 31 de agosto para enviar sus obras terminadas al jurado, que no se revelará hasta que se hagan públicos los ganadores. Los galardonados se conocerán este noviembre en la Feria del Libro de Guadalajara, en la que Madrid es la ciudad invitada. Para potenciar la difusión del proyecto, estará activo en redes sociales el hastag #laciudadquequiero, en el que todo el mundo puede publicar sus microrrelatos de temática urbana.

Bases del concurso